UNA ESCUELA PARA LA VIDA

biblioterapeuta

No puedo dormir. Me pasa lo mismo que a él; que cuando algo le vibra por dentro lo gestiona a través de la acción. Porque los pensamientos se quedan en meras fantasías, si no los dejas salir de la cama para hacerlos realidad.

Esta tarde charlaba en el sofá de mi casa con un profesor sobre la educación y el proyecto al cual está entregado y le transciende: ” Cuando desaparezca de este mundo -que lo haré-; todo habrá merecido la pena si he ayudado a cambiar la vida de las personas”.

Tomó el último sorbo de café. Dejó la taza sobre la mesa y mirándome a los ojos, cogió aire: “por dónde empiezo”. Entonces recordé la fiesta de no-cumpleaños de una de las obras más increíbles y célebres de Lewis Carrol. Y al igual que el sombrerero loco, cuando Alicia intenta contar su disparatado discurrir por el país de…

Ver la entrada original 833 palabras más

A %d blogueros les gusta esto: